Piscinas desmontables

Piscinas desmontables



Las piscinas desmontables es de los artículos relacionados con el mundo de las piscinas, la que más a evolucionado en los últimos años. De ser un pequeño círculo o rectángulo de uso exclusivo infantil, solo hacer unos años, a disponer en el mercado de piscinas desmontables para uso familiar o comunitario. A este tipo de piscianas también se las conoce como “piscinas portables”; “piscinas sobreelevadas” ; “piscinas semienterradas” ; “piscinas de tierra”

La tecnología de los materiales y la ingeniera de fabricación modular han conseguido que ahora se puedan montar piscinas olímpicas en cualquier lugar.

La mejora no solo ha sido en el tamaño y en los materiales, antes la mayoría no contaba con sistemas de depuración y filtrado, teniéndose que cambiar el agua cada poco días. Actualmente la mayoría de las empresas dedicadas a la venta o instalación de este tipo de piscinas incorporan sistemas de mantenimiento muy completo, comparable a piscinas de agujero.

A groso modo en el mercado puedes encontrar varios tipos de piscinas desmontables:

Las hinchables en la mayoría de los casos de poco volumen y construidas para el público infantil. Aunque ahora es fácil encontrar piscinas de otros materiales con zonas hinchables. Son piscinas mixtas.

Piscinas de PVC polímero termoplástico, son de gran resistencia y durabilidad. Aunque su mantenimiento e instalación no difiere mucho de las de acero o de madera, suelen ser más ligeras y fáciles de transportar y guardar en el invierno.

Piscinas de madera Aunque aparentemente sean de madera, todas tienen componentes plásticos y tratados especiales de la madera a fin de que no se pudra y no absorba el agua. Son las más estéticas, pero por el otro lado suelen ser más caras, tener algo más de mantenimiento y más difíciles de mantener en invierno o de desinstalar.

Piscinas de acero su denominación más precisa seria piscinas de chapa, (lamina de metal), las alecciones usadas varían de cada fabricante así como el esperas varia según el volumen de agua que tiene que soportar. Algunas empresas las garantizan por más de 30 años. Los elementos que se fabrican de chapa suelen llevar tratamientos superficiales contra la oxidación y corrosión, tales como cromados, pinturas, galvanizados, etc.